Life Santé te proporciona un modelo de rutina de trabajo en la práctica del culturismo

shutterstock_21001093Una de las herramientas fundamentales que tiene toda persona que practica culturismo o que quiere empezar en esta disciplina es su rutina de trabajo. Y es que gracias a ella conseguirá alcanzar los objetivos que se ha marcado.

Es fundamental tener en cuenta que una rutina no puede ser igual para cada individuo ya que se tiene que establecer en base a su genética, al tipo de vida que lleva, a la alimentación que realiza o a los fines que se ha propuesto cumplir.

Teniendo en cuenta estas cuestiones es como el monitor de culturismo comienza a preparar el trabajo de su alumno o cliente no olvidando tampoco elementos tan importantes como los siguientes:

  • Los ejercicios que sirven de la manera más eficaz para lograr el esperado desarrollo muscular son los llamados multiarticulares. Aunque tampoco hay que olvidarse del peso muerto.
  • Hay que entrenar con estilo estricto.
  • El calentamiento es fundamental para evitar lesiones.
  • Es vital ir anotando tanto los kilajes empleados como también el número de repeticiones.
  • Hay que concentrarse en el ejercicio pues es una labor dura y progresiva que requiere la máxima atención.

Con todo ello es como se establece la rutina de trabajo en la práctica del culturismo que puede ser de tres, cuatro o cinco días. En este último caso la misma se caracterizará por las siguientes señas de identidad:

  • En cada una de esas cinco jornadas establecidas se llevará a cabo el trabajo con un músculo.
  • A los grupos musculares más grandes se dedicarán de cinco a seis ejercicios.
  • Mientras los grupos de músculos más pequeños se trabajarán con ejercicios de cinco series cada uno.

Este es un claro ejemplo de rutina que puede resultar muy interesante para, en relativamente poco tiempo, conseguir unos resultados magníficos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *