Trabaja mejor con mindfulness

Dedicamos a trabajar un tercio de nuestra vida. Por ello, mantener la mejor actitud en el trabajo será algo imprescindible para poder rendir el máximo posible de horas. Muchos estudios aseguran que tomar clases de mindfulness en Sevilla favorece en gran medida a conseguir mejores resultados en cualquier puesto.

Pero, ¿realmente podemos integrar esta práctica en el trabajo? Parece un poco complicado ya que estamos constantemente sometidos a altos grados de presión. Sin embargo, especialistas como En Presencia nos ayudan a entender los beneficios que puede llegar a tener este hábito.

¿Cómo podemos aplicar el Mindfulness a nuestro trabajo?

La importancia del ahora

El elemento básico que mueve el mindfulness es el hecho de vivir el momento prestándole toda la atención necesaria a lo que está sucediendo. Puedes hacer algunos trucos como:

  • Prestar mucha más atención a cualquier actividad diaria que realices.
  • Tomar la decisión de prestar atención lo máximo que puedas cada día.
  • Hacer pausas en el caso de trabajar con el ordenador para mirar por la ventana o hablar con tus compañeros.

Seamos monotarea

Alternar con distintas tareas hace que tengamos una peor salud y productividad. Por ello te aconsejamos que:

  • Agrupa todas las tareas por categorías.
  • Puedes conceder un espacio para practicar el mindfulness entre tareas.
  • Planificar cualquier actividad, apagar el móvil o limpiar tu lugar de trabajo favorecen en gran medida a la realización adecuada del mismo.

Recordar

Las clases de mindfulness en Sevilla te ayudarán a saber de la importancia de esta práctica. Leer o practicar mindfulness hace que sepas sus beneficios. Vivir siempre realizando cualquier acto de forma automática puede perjudicar en gran medida a tu salud.

  • Guárdate un momento para practicarlo.
  • Asocia actividades con el mindfulness.

Tómate tu tiempo, nada de prisas

Está completamente demostrado que seguir un ritmo pausado hace que seas mucho más eficiente. Es por ello que para conseguir los mejores resultados la clave es la organización. Reduce el ritmo para poder pensar con claridad y relájate lo máximo posible.

En ocasiones habrá que esperar un poco más para obtener los resultados, pero no por ello hay que llegar pronto.