Cómo llegar a ser asesor energético

El asesor energético es un profesional independiente, que se dedica exclusivamente al asesoramiento sobre contrataciones energéticas de cualquier ámbito y que no pertenece a la plantilla laboral de ninguna comercializadora. Un asesor energético es el encargado de proponer mejoras y/o ajustes en cualquier tipo de contratación energética y de proponer y/o tramitar cambios de compañías comercializadoras. Del mismo modo, vigila y evalúa periódicamente el impacto de sus recomendaciones o adecuaciones. Asume responsabilidades si comete errores y es claro con sus clientes. Explicar de manera útil y fácil los tecnicismos a todo tipo de clientes.

 

Para ello se debe realizar un curso especifico para ser asesor. En este tipo de curso por un lado lo que se debe es conocer el funcionamiento del mercado energético, capacitando al alumno para que pueda interpretar las facturas de electricidad y de gas de sus clientes, así como asesorarle para que contrate la energía al mejor precio; y por otro: la iniciación en el mundo de la asesoría energética. Y tras ello realizar los proyectos de eficiencia energética ya sean para empresas como para hogares domésticos. Un asesor energético es una persona que proporciona asistencia integral en la gestión de todos los asuntos relacionados con la energía, y que se dedica también, a todos los procesos del suministro de energía, ayudando a tomar decisiones más conscientes en los mercados de la energía, a través del desarrollo de estrategias de aprovisionamiento de energía y gestión del riesgo.